Menú horizontal

lunes, 3 de noviembre de 2014

Lecturas para Halloween (II): Entre miedos y risas

Está bien, ya hemos dejado atrás la noche de las brujas, pero nunca es mal momento para pasar un poco de miedo leyendo. Si Halloween os ha sabido a poco, aquí os dejamos más lecturas para que disfrutéis.

Drácula, Bram Stoker:

Su temática no es un misterio para nadie: El conde Drácula, el vampiro más popular de la ficción. Su autor se basó en el personaje de Vlad III El Empalador, un antiguo príncipe cruel y sádico, del que se cuenta, entre otras anécdotas, que bebía sangre de sus enemigos empalados. No esperemos escenas muy gore, ya que el terror de la obra se basa en los ambientes. Una novela intensa, con una gran carga emocional al más puro estilo romántico; su composición la construyen un conjunto de cartas de diferentes personajes a través de los cuales progresa la historia. 



El resplando
r, Stephen King:

Uno de los pilares del terror de Stephen King, que cobró aún más popularidad tras el estreno de la película de  Stanley Kubrick. Una familia atrapada por la nieve en un lujoso hotel rodeado de misterio y horror; el argumento de esta novela te atrapará, mientras que las obsesiones de sus protagonistas te dejarán atrapado hasta la última página.

REDRUM...




Frankenstein, Mary Shelley:

Clásico entre los clásicos, una novela muy humana con un argumentos monstruoso. La narración del Doctor Victor Frankenstein pone de manifiesto aspectos morales como el control de la vida y la muerte o el rechazo social. Creada casi por casualidad, Frankenstein se ha convertido a lo largo de los años en un relato imprescincible del terror gótico y la ciencia ficción.





Y hasta aquí los miedos; ahora vamos con las risas: ¿Y por qué no? No hay mejor forma de derrotar a los monstruos que convertir el terror en comedia. 


La sanguijuela de mi niña, de Crhistopher Moore y
Una de vampiros, de Martín Piñol:

Seguimos con los vampiros sí, pero en esta ocasión vamos a reírnos de ellos. La sanguijuela de mi niña es la primera parte una trilogía cuyo autor ya está más que consagrado en sus anteriores trabajos. Alguien ha convertido a Jody en un vampiro sin antes explicarle cómo dormir, dónde conseguir sangre fresca, por lo que se verá envuelta en situaciones bastante absurdas y delirantes. Por su parte, Una de vampiros narra las peripecias de un joven que viaja a Hollywood a cuidar de un amigo depresivo que acaba enfrentándose a una panda de vampiros cinéfilos. Una lectura satírica de lo más divertida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada